¿Qué es un render?

En los estudios de infoarquitectura estamos continuamente hablando de renders, infografías, y otros términos que pueden resultar muy complejos para alguien que no está familiarizado con el sector . Por ello, vamos a definir el concepto más esencial de la visualización arquitectónica: el render. Los renders son la base de todo el marketing inmobiliario y la herramienta más utilizada y efectiva para la comercialización de nuevas viviendas. Un render es un gráfico generado por ordenador que permite la creación de imágenes y animaciones en tres dimensiones. Se utilizan en mayor medida en el sector inmobiliario y la arquitectura, ya que la finalidad de estos gráficos es la de representar proyectos o ideas que aún no se han construido en la realidad. Esa es la razón por la que los renders son el instrumento ideal para iniciar el proceso de venta de viviendas de nueva construcción, incluso mucho antes de terminar la obra. Una definición más técnica de “render” es que se trata de un conjunto de figuras geométricas que forman una imagen realista gracias a la interpretación de la luz y la creación de texturas y materiales. Dependiendo del nivel de detalle que se le añada el resultado final puede ser una imagen fotorrealista o un render conceptual.

Diferencias entre infografía 3D y render

Lo cierto es que infografía 3D y render son dos conceptos sinónimos. Sin embargo, el uso de estos dos términos puede causar confusión entre las personas que no están habituadas a la terminología del diseño y la creación 3D. Se podría decir que la palabra render es más utilizada entre los profesionales del diseño y la infoarquitectura; mientras que “infografía 3D” se le denomina al producto final, es decir, es un término más usado por comerciales y profesionales del marketing.

Tipos de renders

Podemos clasificar los renders según dos criterios diferentes: por el movimiento de la imagen final y en base a su finalidad. Comenzando por el primer grupo, los renders se pueden organizar en cuatro tipos: infografías 3D estática, secuencia de imágenes en movimiento, imagen 360º y visita virtual interactiva.

Infografía 3D estática.

Para realizar un render en imagen fija, se posiciona una cámara virtual en la escena que se quiera visualizar, consiguiendo el mismo efecto que si se tomara una foto con una cámara real. El resultado es una imagen fotorrealista de un edificio que en realidad todavía no existe. Las infografías 3D estáticas se utilizan mayormente para ilustrar catálogos de promociones de viviendas, para presentar nuevos proyectos y para el uso publicitario (vallas, cartelería…).

Renders para vídeos.

Para realizar un vídeo a partir de renders, es necesario generar una secuencia de imágenes renderizadas, las cuales corresponden a cada frame por segundo que tenga el vídeo. Después de obtener cada imagen se hace un montaje con ellas dándoles movimiento. Los vídeos 3D son una de las herramientas más comerciales en el marketing inmobiliario. El contenido audiovisual siempre es más llamativo que una imagen estática para el consumidor y ofrece más información de una manera dinámica y fácil de comprender para el público general.

Imagen 360º y visitas virtuales.

Para obtener este tipo de imágenes de visión completa se utilizan cámaras virtuales capaces de visualizar la escena en 360º. De aquí pueden salir varios productos de visualización arqutectónica diferentes: una imagen fija en 360º, un recorrido virtual y un recorrido interactivo. Este último es lo más parecido a un videojuego, donde el usuario decide el camino que va a seguir para ver las instalaciones del inmueble.

Leave a Reply