¿Cómo se hace un vídeo 3D?

Nuestro equipo está formado por infografistas profesionales expertos en el uso de los principales softwares de diseño y modelado 3D, así como los programas de edición fotográfica y audiovisual. Por esta razón nuestro proceso de producción incorpora muchos pasos para llegar al nivel de calidad óptimo. Sin embargo, existe una serie de pasos básicos que deben hacerse para obtener cualquier un vídeo 3D de calidad.

1. Modelado

Lo primero que hacemos al recibir los planos y toda la información posible por parte del cliente es comenzar a construir el edificio en tres dimensiones. En este primer paso se obtiene una vista del edificio como un bloque sin textura ni color. El acabado es fiel a la realidad en cuanto a estructura, medidas a escala, etc.; pero aún no contiene ningún detalle estético.

2. Materiales

El segundo paso es empezar a dar un mayor nivel de realismo. Esto se consigue dando textura a las paredes y los muros exteriores y añadiendo detalles como el suelo, puertas, ventanas, mobiliario… Aquí el proyecto va tomando una forma mucho más visual que ya es comprensible tanto por su estructura como por su decoración.

3. Escena

Además de amueblar el interior del edificio, es necesario crear una ambientación realista del exterior. En esta fase es imprescindible contar con los datos necesarios para crear un entorno exactamente igual que la ubicación real. Al fin y al cabo, el mobiliario y la decoración puede ir cambiando, pero la ubicación va a seguir estática. Por ello, es necesario representar la realidad de la forma más fidedigna posible, esto incluye carreteras, paisajes naturales, infraestructuras cercanas, etc.

También forman parte de la escena los pequeños elementos que van a hacer que una simple imagen de un edificio cobre vida. Esto se consigue gracias a la incorporación de personajes (tanto en 3D como integración de actores reales) y añadiendo pequeños detalles que van a convertir una escena fría en una más cotidiana (bebidas, comida, pequeñas piezas de decoración, macetas, textiles…).

 4. Renderizado

Una vez que las imágenes 3D están listas se añaden efectos de luz y se corrigen los posibles errores de texturizado. El objetivo es construir una imagen fotorrealista que haga dudar sobre si es una escena real o no. Esto se consigue mediante el proceso de renderizado, que consiste en unificar todo el trabajo anterior y procesarlo para posteriormente exportarlo a un formato compatible con cualquier tipo de dispositivo de reproducción.

5. Postproducción

Por último, una vez que se obtienen los renders, se comienza con el proceso de postproducción. Si se quiere realizar un vídeo, habrá que utilizar programas de edición y montaje como Adobe Premiere.

En esta última fase también se añaden todos los elementos corporativos necesarios, siendo lo más habitual incorporar al menos el logotipo de la empresa promotora.

En nuestro estudio ofrecemos los más altos niveles de calidad, creatividad y tecnología, por lo que nuestras animaciones 3D también incluyen VFX para hacer que el nivel de compresión del proyecto sea aún más alto y el mensaje llegue fácilmente al espectador.

Leave a Reply